What is Selective Plating

Qué es Metalizado Selectivo?

Metalizado Selectivo es un método de galvanoplastia portátil utilizado para mejorar, reparar y restaurar áreas localizadas en diversos componentes.

El Proceso SIFCO® es el método portátil preferido para áreas localizadas sin el uso de un tanque de inmersión o galvanoplastia. Se utiliza principalmente para mejorar las superficies de componentes OEM, reparaciones permanentes y recuperación de las piezas gastadas o mal emparejadas.

El enchapado selectivo incluye procesos en los que la solución se puede aplicar a través de una brocha o herramientas de flujo encapsuladas o de enchapado celular.

Cepillado: esta es la técnica principal utilizada por los técnicos de SIFCO ASC. En este proceso, una corriente continua, suministrada por un rectificador, se usa en un circuito que se completa cuando un ánodo toca el componente que se va a platear. Al cepillar, el ánodo actúa como el cepillo que está cubierto de algodón, poliéster u otros materiales que contienen soluciones. Una vez que el ánodo está completamente saturado en la solución, el depósito se aplica sobre la parte cargada negativamente. El recubrimiento con cepillo requiere movimiento entre el ánodo y la pieza. Esto se puede lograr cepillando el ánodo sobre la parte, moviendo la parte y manteniendo el ánodo estacionario, o moviendo ambos.

El recubrimiento con cepillo es el más adecuado para aplicaciones en las que se necesita reparar o renovar un número único o bajo de componentes. Para aplicaciones con grandes cantidades de componentes, SIFCO ASC proporciona soluciones personalizadas para automatizar el SIFCO Process®. Las soluciones a medida abarcan desde estaciones de trabajo personalizadas hasta sistemas totalmente automatizados.

Revestimiento de flujo: Para las aplicaciones en las que las superficies a tratar son más complejas y no son tan accesibles con el recubrimiento con brocha, SIFCO ASC ha desarrollado un método para el recubrimiento con flujo selectivo. En tales casos, se utilizan herramientas todo en uno personalizadas para aislar y luego pasar soluciones de recubrimiento sobre el área.

Los ánodos personalizados de última generación están diseñados para coincidir con la geometría compleja del área seleccionada. La herramienta utiliza sellos de ajuste personalizado para encapsular el área y permite espacio entre el ánodo y el componente. La electrodeposición ocurre cuando la corriente eléctrica pasa a través de la química a medida que fluye sobre el área. En muchos casos, se pueden completar múltiples pasos (activación, enjuague, recubrimiento, etc.) dentro de la misma herramienta y sin quitar la pieza.

SIFCO ASC Encapsulado Flujo Revestimiento Dinámico de Fluidos

El enchapado por flujo es un proceso de “flujo de una pieza”. Proporciona el historial completo de todos los parámetros críticos del proceso para cada pieza de alto valor. El flujo de una pieza también limita la cantidad de reelaboraciones en el caso de cualquier desviación del proceso.

El enchapado por flujo se puede aplicar a componentes a pequeña y gran escala por igual, y puede ser igualmente adecuado para cantidades bajas a altas. Al igual que con el recubrimiento con cepillo, si los volúmenes son bajos, la operación se puede realizar manualmente, pero para cantidades más altas, SIFCO ASC ofrece sistemas de recubrimiento por flujo totalmente automatizados.

SIFCO ASC tratamientos superficiales:

  • Proporcionan protección contra la corrosión
  • Mejora la resistencia al desgaste
  • Mejora la soldabilidad o características de soldadura
  • Disminuye la resistencia para contacto eléctrica
  • Evitan impresión
  • Sirven como superficies de balineros

Ventajas del proceso SIFCO®:

  • Proceso se puede realizar en el sitio
  • Fácil de operar
  • Fácil metalizado en pequeñas áreas de tamaño mediano
  • Los componentes pueden ser metalizados “in-situ”
  • Reduce la cantidad de enmascaramiento requerido
  • Piezas demasiado grandes para el tanque pueden ser procesadas
  • Reduce retrasos de tiempo de inactividad y de la producción de máquina
  • Metalizado el espesor requerido
  • Minimiza la fragilización por hidrógeno

Beneficios ambientales:

  • Utiliza menos productos químicos que metalizado por tanque
  • Menor consumo de energía eléctrica
  • Facilita la reparación del componente